viernes, 18 de junio de 2010

Les Négresses Vertes

Les Négresses Vertes es el nombre de un grupo surgido en París en 1987. Sus componentes eran amigos o parientes de distintas procedencias, algunos ni siquiera tenían experiencia musical. Paulo y Gaby, por ejemplo, procedían del mundo del circo, Stéphane Mellino, el guitarrista, remendaba redes de pesca, Mathias Canavese, el acordeonista, había formado parte de un grupo punk, les Maîtres, y el cantante, Noël Rota, había hecho coros en un grupo de rock alternativo, les Béruriers Noirs. Noël, más conocido como Helno, había nacido en París el 25 de diciembre de 1963, y se convirtió en el lider de la banda. Para explicar el nombre del grupo hay que remontarse a una noche de verano de 1987 en que los componentes del grupo acuden a un baile popular disfrazados y con el pelo pintado de verde. De repente se empieza a armar cierto alboroto y uno de los vigilantes grita "Sortez d'ici les négresses vertes!", algo así como "las negras verdes que se vayan". A ellos les hizo mucha gracia y decidieron tomar ese nombre para su grupo. En septiembre la formación ya está constituida y empiezan a tocar, primero en la calle, o en el metro, y después en discotecas y cabarets. En 1988 un sello independiente, Off the Track, se fija en ellos y al año siguiente, en octubre, aparece su primer álbum Mlah, del que se extrae como primer single "Zobi la mouche" (Zobi la mosca), que se convertiría en un éxito mundial.



El álbum vendió cientos de miles de copias no sólo en Francia, en otros países como en el Reino Unido también tuvieron una buena acogida y les invitaron rápidamente a realizar una gira. La prensa británica les calificaba como "grupo étnico francés muy bailable". Quizás esa era una de las claves del éxito, que sus canciones eran muy bailables y festivas, otra la mezcla de estilos musicales: música gitana o francesa confluye con la raï argelina, la rumba, el punk, la polka o el flamenco. Algunas de sus canciones fueron incluidas en varios recopilatorios, como el Red, Hot and Blue, o formaron parte de bandas sonoras de películas como French Kiss o Dick Tracy, una sugerencia directa de Madonna, a la que le encantaba el grupo.

En noviembre de 1991 se publica en Francia y en una decena de países europeos el segundo álbum de la banda, Famille nombreuse (Familia numerosa), un disco en el que siguen apostando por el mestizaje musical y la poesía urbana. Y es que sus textos no son tan simples como se podría pensar en una primera escucha. "Sous le soleil de Bodega" (Bajo el sol de Bodega) fue una de las canciones destacadas de este segundo trabajo.



Poco después de la publicación del álbum Les Négresses Vertes emprenden una gira que comienza en Beirut, donde no habían tenido lugar conciertos desde el comienzo de la guerra en 1975. Después de esta excepcional actuación visitarían los países escandinavos, los Países Bajos o España, sin olvidarse de su país y de la mítica sala Olympia.

El 23 de enero de 1993 fallece, a consecuencia de una sobredosis, Helno (Noël Rota), líder y cantante de la banda. Acababa de cumplir 29 años y el grupo se queda abatido y huérfano. Tendrán que pasar más de dos años para que vuelvan a escena. Además la gran familia se reduce a la mitad, tan sólo son cinco los que deciden continuar el camino emprendido junto a Helno. En octubre de 1994 publican su tercer álbum, Zig-zague, con el que intentan transmitir, a pesar de todo, ese sentimiento alegre y festivo de los anteriores. Una de las canciones lanzadas como single fue "Après la pluie" (Después de la lluvia).



Tras la publicación de este tercer álbum emprenden una nueva gira, que se prolongaría casi dos años y daría lugar a un nuevo disco, Gree Bus, que recoge canciones de los tres primeros pero interpretadas en vivo. En 1996 participan en la concepción de un nuevo álbum de Jane Birkin, en el que realizan, por ejemplo los arreglos de una antigua canción de Serge Gainsbourg que cantó, en su momento, Petula Clark. Se titula "La Gadoue" (El Lodo) y en el video aparecen los componentes de Les Négresses Vertes junto a Jane Birkin



Tras concederse una pequeña pausa Les Négresses deciden probar nuevos ritmos y sonidos, acercándose a la música electrónica de la mano del productor Howie B, que ha producido álbumes para Massive Attack,U2 o Björk. En octubre de 1999 publican un nuevo álbum que lleva por título Trabendo, una palabra que en argot argelino se refiere a los que van de un punto a otro del Mediterráneo para hacer contrabando, por ejemplo. En el año 2000 el grupo recibe, por este trabajo, una Victoire de la Musique en el apartado de Nuevas Tendencias. Después vendría un acústico que recoge los éxitos de la banda y algunos recopilatorios más, el último data de 2006 y se titulaba À l'affiche (En cartel). Desde entonces no hemos vuelto a saber más de la formación. Os dejamos con uno de sus grandes éxitos, “Voilà l’été” (“Ya está aquí el verano”), que pertenece a su primer álbum Mlah.





Para más información, pincha aquí.

+++


Les Négresses vertes
– “Voilà l’été”
De l’album
Mlah (1988)

Voila l’été (x 7)

Voila l’été
J’aperçois le soleil
Les nuages filent
Et le ciel s’éclaircit
Et dans me tête
Qui bourdonnent?
Les abeilles!
J’entends rugir
Les plaisirs de la vie
C’est le retour des amours
Qui nous chauffent
Les oreilles
Il fait si chaud
Qu’il nous poussent des envies
C’est le bonheur
Rafraîchi d’un cocktail
Les filles sont belles
Et les dieux sont ravis.

Enfin l’été (x 7)

Enfin l’été.
Mais il n’y a déjà
Plus d’argent
Le tout Paris
Se transforme en phobie
Le métro sue,
Tout devient purulent
Dans ses souliers,
Le passager abruti
A dix doigts de pied
Qui s’expriment violemment
Il n’y a plus d’amis
Les voisins sont partis
L’été à Paris
C’est plutôt relaxant
On rêve de plage
Et la Seine est jolie.

Toujours l’été
Ce n’est pas du superflu
Il fait trop chaud
Le soleil m’abasourdit
Rillettes sous les bras
J’avance dans la rue
Je pense à ces cons
Qui se font chier dans le Midi
Tous ces torche-culs
Qui vont cuire dans leurs jus
Tous ces noyés,
la mer, quelle saloperie.
Et sur les routes
le danger ça vous tue
Vivement l’automne !
Je me sens tout aigri.

Toujours l’été (x 7)

Voila l’été
J’aperçois le soleil
Les nuages filent
Et le ciel s’éclaircit
Et dans me tête
qui bourdonnent?
Les abeilles!
J’entends rugir
Les plaisirs de la vie

Voila l’été
J’aperçois le soleil
Les nuages filent
Et le ciel s’éclaircit
C’est le bonheur
Rafraîchi d’un cocktail
Les filles sont belles
Et les dieux sont ravis.

Voilà l’été (x 2)
Enfin l’été (x 2)
Toujours l’été (x 2)
Encore l’été.

Les Négresses vertes
– “Ya está aquí el verano”
Del álbum
Mlah (1988)

Ya está aquí el verano. (x 7)

Ya está aquí el verano:
diviso el sol,
desaparecen las nubes
y el cielo se aclara.
¿Qué es lo que zumba
en mi cabeza?
¡Las abejas!
Escucho cómo rugen
los placeres de la vida.
Vuelven los amores
que nos ponen
nerviosos.
Hace tanto calor
que nos aprietan las ganas.
Es la felicidad
acompañada de un cóctel refrescante.
Las chicas son guapas
y los dioses están encantados.

Por fin llegó el verano. (x 7)

Por fin llegó el verano
pero ya no queda
dinero.
Todo París
se transforma en fobia:
el metro rezuma,
todo se vuelve purulento,
en sus zapatos
el pasajero agobiado por el calor
siente cómo sus diez dedos de los pies
se expresan violentamente.
Ya no hay amigos.
Los vecinos se han ido.
El verano en París
es más bien relajante:
soñamos con la playa
y el Sena es bonito.

Siempre vuelve el verano:
no se puede prescindir de él.
Hace demasiado calor.
El sol me aturde.
Con chicharrones bajo los brazos,
avanzo por la calle
y pienso en esos idiotas
que se aburren en el sur,
en todos esos limpiaculos
que van a cocerce en su propio jugo,
en todos esos ahogados
(El mar, ¡qué cochinada!)
y en la carretera
el peligro les mata.
¡Que llegue pronto el otoño!
Me estoy amargando.

Siempre vuelve el verano (x 7)

Ya está aquí el verano:
diviso el sol,
desaparecen las nubes
y el cielo se aclara.
¿Qué es lo que zumba
en mi cabeza?
¡Las abejas!
Escucho cómo rugen
los placeres de la vida.

Ya está aquí el verano:
diviso el sol,
desaparecen las nubes
y el cielo se aclara.
Es la felicidad
acompañada de un cóctel refrescante.
Las chicas son guapas
y los dioses están encantados.

Ya está aquí el verano. (x 2)
Por fin llegó el verano. (x 2)
Siempre vuelve el verano. (x 2)
Otra vez el verano.


2 comentarios:

Laly Fraile dijo...

Buenisimos los Negreses vertes, divetidos, familiares, me encantan, es una pena que helno, noel, ya no esté por aquí porque fué y será siempre el alma de un gran grupo... Aurora F.

Anónimo dijo...

Yo los escuche en el año 1990 en la película malas influencias con Rob Lowe, en una escena donde iban a un boliche exclusivo y nunca supe cómo se llamaba el grupo, hasta que ahora con los identificadores de temas logre saber quienes eran y la verdad que durante todo este tiempo recordaba ese tema tan apasionante con ritmos que inexplicablemente me remontan al lejano o medio oriente. El tema en cuestión es Orane, y debe ser muy bueno para que lo recuerde por tanto tiempo y me siga gustando