sábado, 5 de septiembre de 2009

Yann Tiersen


Yann Tiersen nació en Brest, en la Bretaña francesa el 23 de junio de 1970. Desde muy joven estudió música tanto en su ciudad natal como en Rennes, Nantes o Boulogne, especializándose en violonchelo, piano y dirección de orquesta, pero ¡ojo!, también toca: acordeón, banjo, clavicordio y el piano de juguete. Sin embargo, la guitarra eléctrica se ha convertido en el instrumento principal de sus conciertos. A pesar de ser considerado un destacado dentro de la música experimental y las nuevas tendencias, su trayectoria musical ha sido muy variada, heredera de toda la música que le influyó en su juventud desde el rock (sus inicios, en la adolescencia, fueron en un grupo rock) hasta la música clásica típica de conservatorio, acercándose también a la llamada neo chanson y al folk típico de su región, la bretaña francesa.

La carrera profesional de Yann Tiersen comenzó en el teatro,aunque paulatinamente lo fue sustituyendo por el cine, al tiempo que sacaba su primer disco a los 25 años, La Valse des Monstres (El vals de los monstruos). Un año más tarde publicó Rue des cascades (Calle de las cascadas), disco que incluye su primera canción vocal, la que da título al álbum, y para la que contó con la colaboración de la cantante Claire Pichet. Al año siguiente este tema se convertiría en el principal de la banda sonora de la película La Vida Soñada de los Ángeles de Erick Zonca. En el siguiente video podéis escuchar la canción y ver algunas imágenes de la película.



La colaboración con Claire Pichet se repitió en su tercer disco, Le phare (El Faro), publicado en 1998, y que contó además con un nuevo invitado: Dominique A, con el que trabajaría después en múltiples ocasiones. A continuación podéis escucharle en una de las canciones más destacadas del álbum, "Monochrome". Es una pena que la letra esté en inglés pero merece la pena escuchar a Dominique en esta preciosa composición de Tiersen.




Le Phare es considerado uno de los discos más completos y con mejores críticas en el panorama independiente europeo. Además de ser un multinstrumentista virtuoso, Yann Tiersen es enormemente prolífico, no sólo no se conforma con sacar un disco por año, sino que a veces saca dos. Es el caso de 1999, año en que se publica Tout est calme (Todo está tranquilo), un álbum mucho más roquero, y en el que está acompañado por sus amigos del grupo The Married Monk, liderado por Christian Quermalet. Y en ese mismo año aparece otro álbum titulado Black Session, grabado el 9 de diciembre durante un concierto rodeado de músicos consagrados como Neil Hannon, Noir Désir, Les Têtes Raides o Mathieu Boogaerts.

En 2001 se publica L’Absente (La ausente), posiblemente el álbum que cuenta con una producción más rica, tanto por la cantidad de invitados como por la cantidad de instrumentos que complementan cada canción. Entre los invitados se encuentran: The Vienna Symphony Orchestra, Lisa Germano, Neil Hannon (de The Divine Comedy), Dominique A, Françoiz Breut, Les Têtes Raides, Sacha Toorop (de Zoop Hopop), Natacha Regnier, Christian Quermalet (de The Married Monk), así como un cuarteto de cuerdas. En este álbum nos encontramos con joyitas como "Bagatelle", la canción que traducimos al final, cantada por Dominique A y que aquí os ofrecemos en una versión en vivo, dado que, según parece nadie se ha atrevido a realizar un video del tema.





Ese mismo año se publicó el disco que probablemente le trajo la mayor cantidad de ovaciones por parte de los medios y del público a nivel mundial: La banda sonora de Le fabuleux destin d'Amelie Poulain (El fabuloso destino de Amelie Poulain), de Jean-Pierre Jeunet, que a pesar de que tiene algunos temas nuevos, en su mayor parte está integrada por viejas composiciones de algunos de sus trabajos anteriores, como el tema que abre el álbum que acabamos de comentar, L'absente. La pieza es un instrumental que se titula "À quai" y que aquí podéis seguir con imágenes de la película.



La relación de Yann Tiersen con el cine y sus bandas sonoras ha sido variada, Amelie es el caso más conocido, antes también hablábamos de La vida soñada de los ángeles y de la misma época es su participación en Alice et Martin, de André Téchiné y en 2003 Good Bye, Lenin! de Wolfgang Becker, a la que pertenece este fragmento.



Finalmente en 2008 compone la banda sonora de la película documental Tabarly, de Pierre Marcel, que relata la vida de Éric Tabarly, un mito marinero francés del cual se cumplen diez años de su muerte. Pero antes, dejando a un lado su contribución a las bandas sonoras, en 2002, junto a una orquesta y una serie de artistas invitados, entre los cuales estaban Dominique A y Christian Quermalet, publicó C'etait ici (Estaba aquí), que compila sus mejores temas en directo en un doble álbum. Después de una multitudinaria gira en el año 2003, Yann Tiersen vuelve a las colaboraciones, esta vez con la roquera americana Shannon Wright con quien compuso en sólo 20 días un disco de título homónimo en el que el rock independiente de Shannon se funde con la instrumentación particular de Tiersen.

En 2005, tras varios años sin presentar un álbum de estudio, se publica Les Retrouvailles (Los Reencuentros), compuesto y grabado en la isla de Ouessant, lugar de refugio e inspiración de Tiersen. En este disco cuenta con la colaboración nuevamente de Dominique A., además de Miossec, Stuart Staples (de Tindersticks), Liz Fraser (de Cocteau Twins) y Jane Birkin. A este disco le acompaña un DVD que salió al mercado oficialmente el 12 de julio con el título de La traversée (La travesía), una película realizada por Aurélie du Boys y en la que se puede ver toda la realización de este último álbum que presentaría en concierto durante 2005 y 2006, con un radical cambio en su música en directo, con mayor cantidad de arreglos y cercano al post-rock que siempre ha admirado. Este nuevo sonido queda recogido en el siguiente álbum en directo, On Tour, que se editó oficialmente el 13 de noviembre de 2006, acompañado nuevamente de una película musical realizada por Aurelié du Boys que siguió al músico bretón durante la gira.

En la actualidad Yann Tiersen prepara un nuevo álbum sobre el que ya estaba trabajando cuando le encargaron la banda sonora de Tabarly. Antes de pasar a la traducción os mostramos un video de animación incluido en Les Retrouvailles y en La traversée. Se trata de una pieza instrumental que se titula "Le train" (El tren).




Para más información, pincha aquí.

+++




Yann Tiersen - "Bagatela"
Del álbum L'absente (2001)
y C'était ici (2002)

Una vocecilla me susurra
cuatro verdades
Que calan hondo
y suben alto
Las piernas pesan
y los ojos dan vueltas
Vete a saber,
dónde ha caído la boca.

Como un hocico alzado,
escucho la voz, la sigo.
Vamos,
Cambiemos noches por noches
De golpe, el alba
sale vuelta del revés,
Al verdugo le cuesta decidirse

Y en seguida, alguien falta
y el día se llena de nada
Y todo puede llenarse de ausencia.
No hay nada que sepa
ausentarse mejor que ella.

Bagatela, ¿qué me prometiste?
¿Adónde me has llevado?
Las pequeñas ondas
se alejaron rápido

Y encajando el golpe, solapadamente,
como asiduo,
uno consigue pronto su mesa,
sus entradas
Se anuncian rebrotes de llamas
Se esperan sus trenes

Mi pancarta es inútil,
Me han reconocido,
En la hélice por la que pasaron
mis dedos
Me adelanto,
para captar mejor.

No hay nada que hacer
Alguien falta
y el día se llena de nada,
Y todo puede llenarse de ausencia,
No hay nada que sepa
ausentarse mejor que ella.

Yann Tiersen - "Bagatelle"
De l’album L'absente (2001)
y C'était ici (2002)

Tiens, une petite voix me glisse
quatre vérités
Qui passent la rampe
et gravissent l'escalier
Les jambes tirent
et les yeux ont tourné
Va savoir,
où la bouche est tombée

Comme museau levé,
j'écoute la voix je la suis
Top là!
Échangeons des nuits pour des nuits
Du coup l'aube
en sort toute retournée
Le bourreau a du mal à trancher.

Et aussitôt, quelqu'un manque
et de rien le jour est chargé
Et tout peut se charger d'absence,
Rien qui sache mieux
qu'elle s'absenter.

Bagatelle que m'as-tu promis?
Où m'as-tu mené?
Les petites vagues
se sont vite emportées

Et morflant, sous cape,
comme habitué
On a vite sa table,
ses entrées
Des retours de flamme s'annoncent
Leurs trains sont attendus

Ma pancarte est inutile,
Ils m'ont reconnu
Dans l'hélice où mes doigts
sont passés
Je m'avance
histoire de bien capter

Car rien à faire
quelqu'un manque
et de rien le jour est chargé
Et tout peut se charger d'absence
Rien qui sache mieux
qu'elle s'absenter