domingo, 14 de septiembre de 2008

Aldebert


Guillaume Aldebert nació el 7 de Julio de 1973, en París, pero enseguida sus padres se trasladan a Besançon y es allí donde pasa su infancia y adolescencia. Su padre es devoto de Brel y su madre de Brassens, así que no es extraño que Guillaume sienta pasión por la música desde pequeñito, si bien prefiere estudiar fotografía. Paralelamente, la música sigue estando presente en su vida y aprovecha cualquier reunión familiar o de amigos para ponerse a cantar. En el instituto forma parte de varios grupos, todos con nombres anglosajones: Power Slave (Poder Eslavo), Killing potatoes (Patatas asesinas) o LesWhite (Los Blanco), un grupo heavy metal para el que compondría y tocaría la guitarra durante 7 años.


A finales de los 90 decide dedicarse a la canción en solitario y en 1999 aparece su primer disco: Plateau Télé. El álbum contaba con 8 canciones, pero al año siguiente aparecería una nueva edición con 5 temas nuevos: 3 en directo y 2 en estudio.


Entre 2000 y 2003, Aldebert da más de 180 conciertos, solo o en compañía de sus músicos, en pequeños o en grandes escenarios, en Francia o en Canadá, en francés y en español, si se pone. Y es que la fuerza de Aldebert reside en sus directos, de ahí le viene la popularidad a través del boca oreja. Le encanta la puesta en escena, el contacto con el público, teatralizar, crear personajes. Guillaume no se conforma con interpretar sus canciones a secas, le gusta más crear espectáculos lúdicos y divertidos, que nunca son iguales porque dependen de la reacción del público. El grueso de sus fans ronda edades entre los 20 y los 30, sin embargo, tiene seguidores de 70 y de 7 años. Para estos últimos precisamente ha hecho un disco, Enfantillages, para el que ha contado con conocidas voces de la canción francesa: Maxime Le Forestier, Renan Luce, Clarika, Anne Sylvestre, Amélie Les Crayons, Elodie Frégé.

En 2003 se publica el segundo álbum de Aldebert, Sur Place ou à porter (Para aquí o para llevar).
Un disco que se abría con “Saint’ Nitouche”, una canción que causó furor en las FM francesas y canadienses. Este mismo año, 2003, Guillaume Aldebert es galardonado con le Trophée Radio France de la Chanson Française.

En octubre de 2004 se publica L’année du Singe (El año del Mono), un año en el que además tiene la ocasión de actuar en el mítico Olympia. En este tercer trabajo de Aldebert nos encontramos con canciones como “Le bébé” o “Carpe Diem”, cuya letra evoca la nostalgia por la infancia perdida. Canciones que son reflejo de una generación como la suya que va siendo adulta pero que no deja de ser adolescente.
Las historias de Aldebert son como pequeñas instantáneas de lo cotidiano, de la vida, con sus traumas y sus placeres, pero siempre con un toque fresco y naïf. Sus influencias van desde los clásicos: Brassens, Renaud o Souchon, a sus contemporáneos: Thomas Fersen, Benabar o Sanseverino.


Después de un doble CD - DVD aparecido en 2005 y que recoge lo mejor de sus actuaciones en directo, en 2006 se publica Les paradis disponibles (Los paraísos disponibles), un disco que se abre con el tema que podéis ver y escuchar en el siguiente video, "L'appétit du bonheur" (El apetito de la felicidad) .



Les paradis disponibles es un álbum más maduro en el que Aldebert se hace esas preguntas existenciales típicas sobre el antes y el después de la vida, sin abandonar su tono naïf, el humor y la ternura que le caracteriza, pero con una chispa de picardía. También tiene un mayor interés en cuidar el uso de las palabras y las metáforas. Musicalmente este cuarto trabajo es, de igual manera, más rico y diverso: ritmos jazzísticos, percusiones africanas, violoncelos, guitarras manuches...

A continuación podéis ver un vídeo, no oficial, que sobre otra de las canciones de este Les paradis disponibles se ha realizado. La canción se titula "Amoureuse" (Enamorada) y más abajo tenéis la traducción de la letra.



Para más información, pincha aquí. Y si quieres escuchar el espacio que le dedicamos en Radio 5 pulsa Play
Boomp3.com



+++

Aldebert – “Amoureuse”

Extrait de l’album Les Paradis disponibles (2006)


Palapapampapala…


Sur ton nuage à roulettes du soir au matin,
tu sembles traverser les portes.
Il n’y a guère que les moines tibétains,
pour planer de la sorte.

Si par miracle vos cœurs se soudent,
vous convolerez tout deux,

tout doux direction Lourdes.
Tout est écrit, tu l’aimes,

il t’aime, c’est merveilleux,
dans l’évangile selon toi-même

le ciel est bleu.


Quel est ce truc étrange

qui la change en ange ?
Tombée du ciel et vaporeuse,

mademoiselle est amoureuse.

Un ange passe et traverse les cieux.
Un ange passe, je baisse les yeux.


T’as du mal à dormir,

ton plafond s’illumine,
c’est pas facile de s’assoupir

sous la Chapelle Sixtine.

Si tu pouvais ne serait ce qu’une seule journée,
cesser d’écrire son prénom dans la buée.
Tu l’as pris de plein fouet

comme on prend une bombe,
Dieu veut que ce qui naît

sorte de ce qui tombe.


Quel est ce coup d’éclair

qui la rend légère ?
Tombée du ciel et vaporeuse,

mademoiselle est amoureuse.

Un ange passe et traverse les cieux.
Un ange passe, je baisse les yeux.


Ton bel éphèbe étant partout,
Tu jettes l’amour par les fenêtres,
On aimerait se trouver dessous,

juste ramasser les miettes.
Combien d’entre nous souhaiteraient

rayonner davantage ?
Déambuler comme tu le fais,

le visage dans les nuages…

le visage dans les nuages.

Rrrr Oh !
Palapapampapala…


Quel est ce truc idiot,

qui la rend marteau ?
Tombée du ciel est vaporeuse,

mademoiselle est amoureuse.


Quel est ce phénomène,

qui la change en reine ?
Tombée du ciel et vaporeuse,

mademoiselle est amoureuse.


Un ange passe et traverse les cieux.
Un ange passe, je baisse les yeux.


Un ange passe et traverse les cieux.
Un ange passe, je baisse les yeux.

Aldebert – “Enamorada”

Extraído del álbum Les Paradis disponibles (2006)


Palapapampapala…


En tu nube con ruedas de la noche a la mañana,

parece que atraviesas las puertas.

Ya sólo los monjes tibetanos

planean de esa manera.

Si milagrosamente vuestros corazones se fusionan,

volaréis los dos,

lentamente hacia Lourdes.

Todo está escrito, tú le amas,

él te ama, es maravilloso,

en el evangelio según tú

el cielo es azul.


¿Qué es esa cosa extraña

que la convierte en ángel?

Caída del cielo y vaporosa,

la señorita está enamorada.

Un ángel pasa y atraviesa los cielos

Un ángel pasa, yo bajo los ojos.


Te cuesta dormir,

tu techo se ilumina,

no es fácil adormecerse

bajo la Capilla Sistina.

Si pudieras aunque fuese un solo día

dejar de escribir su nombre en el vaho.

Te topaste de frente con él

como quien se topa con una bomba,

Dios quiere que lo que nace

salga de lo que cae.


¿Qué es ese golpe de relámpago

que la vuelve ligera?

Caída del cielo y vaporosa,

la señorita está enamorada.

Un ángel pasa y atraviesa los cielos

Un ángel pasa, yo bajo los ojos.


Como tu bello efebo está por todas partes,

tiras el amor por las ventanas,

Nos gustaría estar debajo,

recoger simplemente las migas.

¿Cuántos de entre nosotros desearían

brillar más?

Deambular como lo haces tú

con el rostro en las nubes…

con el rostro en las nubes…


Rrrr Oh !
Palapapampapala…


¿Qué esa cosa tonta,

que le hace perder la cabeza?
Caída del cielo y vaporosa,

la señorita está enamorada.


¿Qué es ese fenómeno,

que la transforma en reina?
Caída del cielo y vaporosa,

la señorita está enamorada.


Un ángel pasa y atraviesa los cielos

Un ángel pasa, yo bajo los ojos.


Un ángel pasa y atraviesa los cielos

Un ángel pasa, yo bajo los ojos.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante este Aldebert!!

Por cierto, estoy deseando que le dediquéis un espacio a Berry...

sorel dijo...

Hey, por fin ponéis a Berry en el Hexagono!! Para mí es una de las sensaciones de este año esta chica.
Genial!
Y qué bien que se os pueda escuchar antes (o después) por internet, porque los sàbados por la noche no siempre se puede. El programa de esta noche està genial!

Saludos y gracias por descubrirme a Aldebert, que no està nada mal.